Compartir
Después de más de 500 partidos con el equipo de Los Millonarios y 18 años en el fútbol colombiano, Bonner Ahmed Mosquera, excapitán del conjunto albiazul, no piensa en el futuro inmediato en ser técnico de fútbol; hoy, dedica su tiempo a causas sociales en pro de los jóvenes a través de una fundación de la que también hace parte su compañero y amigo Ósman López.

De Bonner Mosquera se puede contar mucho: a sus 47 años, el exjugador de futbol profesional del Club Los Millonarios y la Selección Colombia del año 1998 tiene muchos recuerdos, anécdotas y, sobre todo, un gran presente que recae directamente en las nuevas generaciones de Colombia.

Con un tono pausado, Bonner Amed Mosquera, recuerda cuando llegó a Bogotá en busca de un sueño, que a punta de disciplina y dedicación logró despertar en uno de los equipos más reconocidos del futbol colombiano y querido por los hinchas colombianos: Los Millonarios.

“Trabajaba en el restaurante de mi tío, estudiaba y tenía que salir a entrenar, era mi rutina con el objetivo muy claro de jugar en la categoría A de la liga profesional en Colombia”.

El pasado 21 de septiembre, Bonner Mosquera, fue invitado por la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, para celebrar el Día Internacional de la Paz en San José del Guaviare. Allí se reunieron excombatientes, Policía, Ejercito, Comunidades Indígenas, Comunidades Rurales de Las Colinas y Charras donde están los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación de la FARC

Fueron 550 partidos con Millonarios durante 10 años, un año en Defensor Sporting de Uruguay y convocatoria a la selección Colombia en el año 1998.

Después de 10 años cosechando triunfos en el Club Los Millonarios, en el año 2006, Bonner se despide de las canchas y empieza a estudiar. “Decidí retomar mis estudios y culminé la carrera de Administración Deportiva”.

Esta carrera le brindó herramientas para proyectar nuevos retos y decide asociarse con su colega y amigo Osman López, quien también jugaba en Los Millonarios; decidieron crear empresa. Apostaron inicialmente con escuelas deportivas y con el paso del tiempo vieron un desbordado talento de niños y jóvenes sin acceso a las escuelas deportivas, dado que vivían en regiones más apartadas de Colombia; debido a este panorama deciden crear una Fundación apoyando nuevas generaciones, que por medio del fútbol, podrían compartir con nuevas personas y fortalecer los valores familiares, sociales y deportivos de una población vulnerable.

Respeto, disciplina, tolerancia, igualdad, son las premisas que su Fundación Paiz Pazcifico promueve. En el 2011 implementó en el Puerto de Buenaventura, “Vení Jugá”, un proyecto que benefició a más 100 niños y niñas desplazadas y desde hace 6 años lleva a cabo un proyecto junto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). “Hace 10 años seguimos trabajando para la promoción del deporte como herramienta de transformación social” afirma Bonner.

Foto: El Espectador

El pasado 21 de septiembre, Bonner Mosquera, fue invitado por la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, para celebrar el Día Internacional de la Paz en San José del Guaviare. Allí se reunieron excombatientes, Policía, Ejercito, Comunidades Indígenas, Comunidades Rurales de Las Colinas y Charras donde están los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación de la FARC, e instituciones del Departamento. Todos, movidos por en torno al fútbol. “Tenemos que entender que en un mismo sitio podemos estar todos que tenemos que seguir construyendo la paz por la juventud y la paz” puntualiza Bonner.

Con la seguridad completa de que el Deporte es la mejor herramienta de convivencia y reconciliación, Bonner Mosquera, compartió con la comunidad Guaviarense mostrando así, que sigue trabajando a través del futbol por la paz anhelada de todos los colombianos para un futuro con oportunidades para todos.

Bonner Mosquera, un caballero en las canchas colombianas cuya nobleza recorrió los estadios de Colombia hoy con esta nueva apuesta quiere recorrer los terrenos de la vida de los menos favorecidos para meterle un gol a la pobreza y a la desigualdad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here